Volcán de Nueva Zelanda: cinco muertos tras la erupción de White Island

Volcán de Nueva Zelanda: cinco muertos tras la erupción de White Island

Volcán de Nueva Zelanda:
Volcán de Nueva Zelanda:

Últimas noticias: No quedan sobrevivientes en la isla, dice la policía después de que el desastre deja hasta dos docenas de personas desaparecidas

La policía de Nueva Zelanda ha dicho que no espera encontrar más supervivientes de una erupción volcánica en White Island que causó la muerte de al menos cinco personas y hasta 20 resultaron heridas.

“No se han visto señales de vida en ningún momento”, dijo la policía después de que helicópteros de rescate y otras aeronaves realizaran varios vuelos de reconocimiento aéreo sobre la isla tras la erupción del lunes por la tarde. “La policía cree que cualquiera que pudo haber sido sacado vivo de la isla fue rescatado en el momento de la evacuación.”

Hasta dos docenas de personas siguen desaparecidas, y los agentes están trabajando “urgentemente” para confirmar el número exacto de los que han muerto, según un comunicado de la policía.

Las condiciones inestables, los gases tóxicos y la caída de cenizas impidieron que los equipos de rescate buscaran a pie en la isla, que se encuentra a 30 millas de la costa este de la Isla Norte de Nueva Zelanda, en la Bahía de Plenty.

El volcán cono más activo del país entró en erupción el lunes a las 2.11 de la tarde, enviando una enorme columna de ceniza que era visible desde la Isla Norte.

La policía dijo que había unas 50 personas en la isla en ese momento, más de 20 de las cuales eran turistas australianos. Veintitrés personas han sido rescatadas. Todos los rescatados habían sufrido heridas, sobre todo quemaduras, dijo la policía, y siete personas que se encontraban en estado crítico habían sido trasladadas en avión a hospitales en Tauranga y Auckland.

La primera ministra, Jacinda Ardern, que visitó la cercana ciudad costera de Whakatāne el lunes por la noche, dijo que la situación era “significativa y en evolución”.

John Tims, subcomisario de operaciones de distrito, dijo que al menos dos docenas de personas se quedaron en la isla, pero no podía estar seguro del número exacto. “El entorno físico no es seguro para que regresemos a la isla”, dijo.

Ardern dijo que estaba en estrecho contacto con el Ministerio de Relaciones Exteriores, y la policía confirmó que los desaparecidos en la isla eran neozelandeses y extranjeros.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, confirmó que los australianos habían quedado “atrapados” en la erupción y ofreció apoyo de emergencia.

 

localizacion volcan nueva zelanda
localizacion volcan nueva zelanda

Kevin O’Sullivan, director ejecutivo de la Asociación de Cruceros de Nueva Zelanda, dijo que un grupo de 30 a 38 personas de la Ovación de los Mares había estado de gira por White Island cuando ocurrió la erupción, y que el grupo no había regresado. Sus nombres y nacionalidades fueron dados a la policía, dijo. El barco permanecería en el puerto de Tauranga al menos una noche.

Royal Caribbean, propietaria de la Ovación de los Mares, pidió que se rezaran oraciones por todos los involucrados.

Ardern dijo que la policía no pudo aterrizar en la isla debido al peligro de otra erupción y a las condiciones peligrosas e inestables sobre el terreno.

Se ha creado una página web de la Cruz Roja para que las familias registren a sus familiares desaparecidos. Incluye a personas de Australia, Nueva Zelanda, los Estados Unidos, el Reino Unido y otros países.

Michael Schade, un turista estadounidense, acababa de regresar del cráter a un barco turístico con sus padres cuando el volcán entró en erupción. Cuando su barco regresó para recoger a los supervivientes, algunos estaban en estado de shock y otros se quemaron “a diferentes niveles de gravedad”, dijo.

“Todos estuvimos ocupados todo el tiempo, tratando de mantenernos alejados de las personas que sabían lo que hacían y también de ayudar en lo que pudiéramos”, dijo sobre el viaje de regreso.

Los pasajeros entregaron chaquetas y camisas, gotas para los ojos y agua, y se formó una cadena humana para rellenar las botellas para que los heridos pudieran verterla sobre sus quemaduras.

El Dr. Ken Glairdhill, de GNS Science, dijo que el volcán era impredecible.

“No fue una erupción particularmente grande”, dijo. “Fue casi como una erupción de aclaramiento de garganta.

“Ha aumentado la actividad en las últimas semanas, así que subimos el nivel de alerta.”

Se emitió una alerta de nivel cuatro para el volcán, también conocido por su nombre Māori Whakaari, indicando que era posible una “erupción volcánica moderada”, según la agencia científica GeoNet. La escala va de cero a cinco, una gran erupción.

La Ambulancia de San Juan atendió al menos a 20 heridos, con oficiales de ambulancia que viajaban a la isla con la guardia costera y siete helicópteros, que habían sido despachados con paramédicos a bordo.

Un portavoz dijo inicialmente que el director médico del servicio establecería una unidad de triaje en la isla cuando él llegara, pero esto resultó ser imposible más tarde.

Un helicóptero dañado que se muestra en las imágenes de la isla pertenecía a Volcanic Air, una empresa de turismo con sede en Rotorua. El piloto y cuatro pasajeros salieron ilesos y regresaron al continente en barco el lunes por la tarde, dijo un portavoz de la compañía.

“Volcanic Air ha confirmado que tenía un helicóptero en Whakaari/White Island a la hora de la erupción esta tarde”, dijo un portavoz. “Cinco personas habían volado a la isla en el helicóptero, pero todas han llegado a Whakatane en barco.”

Las imágenes tomadas de la cámara del cráter del volcán parecían mostrar a la gente de la zona minutos antes de que entrara en erupción.

Alrededor de 10.000 personas al año visitan el volcán.

La autoridad de defensa civil advirtió que la situación era peligrosa “en las inmediaciones del volcán”, que se encuentra a 48 km de la costa de la Bahía de Plenty. Después de la erupción, la policía bloqueó las calles cercanas al mar, y la agencia meteorológica MetService advirtió a los pilotos que evitaran la zona.

White Island experimentó por última vez una erupción de corta duración en 2016, en la que nadie resultó herido.

Los rastreadores de peligros geológicos GeoNet habían registrado disturbios volcánicos moderados en la isla durante semanas antes de la erupción del lunes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *